JUEGOS DE LENGUAJE: ¿QUÉ HACEMOS CON ESTO?

 

 

Gretel Ammann

Todos nosotros somos más poetas que hombres de entendimiento; aquello que poéticamente somos, en el más profundo de los sentidos, es más de lo que hemos llegado a ser.

(Lou Andreas Salomé – Mirada retrospectiva)

 

Cuando uso el lenguaje “para que me entiendas” me encierro en una prisión sin salida, conocida de antemano y/o supuestamente conocida, que hace que NO me entiendas, que te alejes de mí, de todo lo que estoy diciendo.

Cuando uso el lenguaje que se habla, no te hablo yo, sino que te hablan los otros por mí. Cuando busco las palabras, las ordeno y las pienso, porque dudo de mi y me tengo miedo, pasas por mi lado en una paralela eterna y no nos encontramos, ni tu ni yo, ni hoy ni mañana. Cuando elijo el lenguaje que me han enseñado y que he aprendido, te engaño y te dirijo a donde yo quiero y/o no quiero.

Cuando hablo en voz alta, cuando mi lenguaje que está en mi cuerpo fluye hacia afuera, me acerco a ti y a la otra y otra. Cuando sueño y deliro con las palabras, cuando dejo que prolonguen mi ser hasta el infinito, me oyes a mí y no a otra.

Entonces no me escuchas; me oyes.

 

Gretel AMMANN: Escritos. Xarxa Feminista 2000. Associació de Dones per a la Celebració dels 20 anys de les Primeres Jornades Catalanes de la Dona. Barcelona. Tallers Gràfics Canigó, 2000, p. 18. Texto datado en 1980.

 

 

© Ramon Alcoberro Pericay